Un aperitivo con muchas propiedades y pocas calorías

Como aperitivo resultan estupendas, además de saludables, ya que las berenjenas tienen muchas propiedades y aportan muy pocas calorías.Al igual que pasa con los encurtidos (pepinillos, cebollitas, etc.), las berenjenas en vinagre pueden ser una buena opción para picar entre horas, sobre todo cuando intentamos adelgazar. Nos van a quitar el hambre y el aporte de calorías será escaso.Además, hay que tener en cuenta que nos van a saciar bastante, gracias a su contenido en fibra soluble (inulina, principalmente). Esta fibra nos ayudará también a controlar los niveles de colesterol.

Para cocer las berenjenas:

2 kg de berenjenas

Tomates

Ajos

Pimientos verdes

Pimiento rojo

Laurel

Orégano

Sal

Guindilla ( opcional)

Para el caldo:

2 litros y 1/2 de agua aproximadamente

3 cucharadas soperas colmadas de sal

Unas hojas de laurel

3 cucharadas soperas de orégano

1 cucharada de cominos molidos

1 cabeza hermosa de ajos

200 ml de vinagre de vino blanco

(La cantidad de ingredientes son a gusto personal, se pueden aumentar o disminuir).

Para rellenar(opcional):

Asadillo o pimiento morrón asado, o pimiento del piquillo.

Preparación:

Lavamos y quitamos las puntas de las berenjenas y de los rabos, le hacemos una raja en lo que es la cabeza de la berenjena.

En una cacerola ponemos una capa de todos los ingredientes indicados para cocerlas.

Colocamos las berenjenas y encima de ellas ponemos otra capa de ingredientes, las tapamos con un paño limpio y las llevamos al fuego.

Las dejamos cocer hasta que estén cocidas, (ojo tienen que quedar muy enteras, osea, que no queden blandas, cuando pinchamos con un cuchillo en la unión de la berenjena con el rabo se debe pinchar pero que haga un pelin de resistencia).

También las podemos cocer en la olla exprés, hacemos la misma preparación y las dejamos cocer 1 minuto a partir de que la válvula empiece a silbar, mi olla es de las rápidas.

Dejamos enfriar en la olla.

Si las queremos rellenas, ponemos un poquito de asadillo, o pimiento morrón, o del piquillo en el centro y sujetamos con un palillo o con palitos de orégano o de hinojos.

En el recipiente que vayamos a tenerlas en la nevera, hacemos el caldo y echamos el agua, vinagre, sal, disolvemos la sal y echamos la cabeza de ajos machacados, unas hojas de laurel, orégano.

Cuando las berenjenas estén frías las metemos en el caldo y, a la nevera con ellas.

Están deliciosas !!!