CALDERETA DE CORDERO


Ingredientes:

Para 8 personas

Carne de cordero en trozos 1kg

Dientes de ajo 3

Hierbas provenzales al gusto

Cebolla 300 grs.

Tomate 1

Pimiento rojo 0,5

Vino blanco 100 ml.

Caldo de carne 200ml.

Laurel, Pimentón dulce, ACEITE OLIVA VIRGEN


Primera parte:

Comenzamos sazonando la carne y friéndola en aceite de oliva virgen extra hasta dorar bien su exterior. Después retiramos las tajadas de cordero y en el mismo aceite en el que hemos frito la carne preparamos un sofrito con la cebolla y el pimiento muy picados.

Cuando la cebolla esté transparente y el pimiento haya cambiado de color, añadimos las ramitas aromáticas, a hoja de laurel y un manojito de perejil picado, al que añadimos un poco de pimentón y tras dejarlo un minuto o mezclamos después con los demás ingredientes.

Segunda parte:

Incorporamos a continuación el tomate muy picado y sin semillas y removemos con el resto de ingredientes dejando que se cocine despacito hasta que no quede nada de líquido. En ese momento reintegramos las tajadas de cordero a la cazuela, añadimos el vino y dejamos que evapore el alcohol removiendo durante un minuto.

Cubrimos ya el guiso con el caldo y dejamos que se haga a fuego lento durante unos 35-40 minutos, hasta que la carne de cordero esté bien tierna y el aroma de este guiso tradicional inunde la casa. Si vamos a hacer una guarnición, es el momento de prepararla para que esté lista en el momento de servir nuestra caldereta.

Con qué acompañar la caldereta de cordero

Esta receta de caldereta de cordero se debe tomar en cacerolitas individuales de barro que realcen su presentación tradicional. El mejor acompañamiento para este plato es un vaso de vino del a tierra y un pan con buena miga para disfrutar de la salsa, aunque unas patatas con ajos nunca serían rechazadas por los comensales.