Ingredientes

  • 1/2 kilo de pan duro migado (en Extremadura puedes encontrarlo ya cortado en bolsas en panaderías)
  • Ajos (sin pelar)
  • 1 pimiento rojo grande
  • 1 pimiento verde grande
  • Panceta o salchicha fresca
  • 1 CHORIZO cortado en trozos grandes
  • Un par de cucharas de Pimentón de la Vera
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 1/2 vaso de agua para remojar las migas
  • Huevos para freir

· Una vez cortado el pan, se pone en un plato grande y se humedece con el agua con sal. El pan debe quedar ligeramente húmedo pero no en exceso. Tápalo con un paño de algodón y déjalas reposar al menos 1 hora.

· Pon abundante aceite en una sartén y fríe los pimientos y los ajos sin pelar hasta que estén doraditos. Saca y reserva.

· Pon un buen chorreón de aceite de oliva y las migas en la sartén y añádeles el pimentón para que vayan tomando color y sazón. A partir de ahí comienza a dar vueltas con una cuchara de madera trabajando al principio enérgicamente para conseguir una mezcla homogénea. Baja el fuego y sigue trabajando las migas más lentamente hasta que estén bien doradas, aproximadamente unos 20 minutos, con mucho cuidado que no se te peguen a la sartén, aunque las tostaditas también están muy buenas.

· Cuando ya estén listas, añade los pimientos y la carne y remueve. Sirve y come al momento porque se enfrían con mucha rapidez.

· Se pueden servir con un huevo frito encima para hacerla aún más apetitosa.